Delito de abandono de Familia.

El delito de abandono de Familia, está previsto en el Artículo 227.1 y 3 del Código Penal, tipo del injusto que castiga al que “dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos, cualquier tipo de prestación económica, en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en Convenio judicialmente aprobado o resolución judicial, en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de los hijos”.

3. ” La reparación del daño procedente del delito,comportara siempre, el pago de las cuantías adeudadas”.

Como ha declarado la Audiencia Provincial de Madrid, ” conforme señalan, las Sentencias del Tribunal Supremo, Sala Segunda, de 3 de Abril de 2001 y Sentencia del Tribunal Supremo de 8 de Julio de 2002, los elementos constitutivos del tipo son:

1. La existencia de una resolución judicial firme o convenio aprobado por la autorizad judicial competente que establezca cualquier tipo de prestación económica, a favor de un cónyuge o de los hijos del matrimonio.

2. Una conducta omisiva por parte del obligado al pago, consistente, en el Impago reiterado de la prestación económica fijada durante los plazos establecidos en el precepto, que actualmente son, dos meses consecutivos o cuatro no consecutivos; y 3. Un elemento subjetivo, configurado por el conocimiento de la resolución judicial y la voluntad de incumplir la obligación de prestación que aquella impone.

En este requisito se integra también, la posibilidad del sujeto, de atender, la obligación impuesta, toda vez que cuando el agente se encuentra en una situación de imposibilidad constatada de satisfacer la prestación, está situación objetiva excluye, la voluntariedad de la conducta típica y la consecuente ausencia de la culpabilidad por estar ausente el elemento de la antijuricidad que vendría jurídicamente fundamentado en una situación objetiva de estado de necesidad o en la concurrencia de una causa de inexigibilidad de otra conducta distinta a la realizada por el sujeto.

Como recuerda la Sentencia del Tribunal Supremo, Sala Primera, de 13 de Febrero de 2001, la inexistencia del delito en los casos de imposibilidad del pago, no se sigue que la acusación deba probar, además de la resolución judicial y de la conducta omisiva, la disponibilidad de medios bastantes por el acusado para pagar, pues siendo este dato uno de los factores a valorar, en la resolución que establezca la prestación y siendo susceptible de actualización o alteración por modificación de las circunstancias, el hecho mismo de que se haya establecido judicialmente y se mantenga su importe, permite inicialmente inferir de manera razonable, la posibilidad de pago por el deudor y por lo mismo la voluntariedad de su omisión.

Esto no obsta, la posibilidad de que por el acusado, se pruebe la concurrencia de circunstancias que hayan hecho imposible, el pago, acreditándose así la ausencia de dolo, en el impago de la prestación debida.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Seccion Séptima, de 19 de Febrero de 2007.

Recuerda, que “el delito de abandono de Familia, en su modalidad de impago de pensiones, tipificado en el Artículo 227 del Código Penal, requiere no solo la obligación de pago de una prestación económica de las expresadas en dicho precepto, impuestas en convenio judicialmente aprobado o en resolución judicial y el impago en plazos señalados, sino también la concurrencia de un solo específico, en este caso de omisión dolosa, del conocimiento de la obligación de pagar y de la voluntariedad en el impago.

En cuanto a la inclusión de los hechos transcurridos hasta la celebración del Juicio Oral, como ha declarado la Audiencia Provincial de Madrid” el delito de abandono de Familia en su modalidad de Impago de Pensiones,es un delito de comisión periódica y tracto sucesivo”.

Y así la Sentencia de la Sección 17, de la Audiencia Provincial de Madrid, dice literalmente ” que cuando se producen, sucesivos impagos de pensiones pueden y deben ser resueltos en un mismo proceso.

Procesalmente es correcto, conforme a lo dispuesto en el Artículo 17.5 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Por ello, la acusación puede extenderse en principio a hechos ocurridos hasta la fecha de celebración del Juicio Oral, delimitando las conclusiones definitivas el objeto del proceso, no existiendo indefensión para el acusado cuando este reconoce los impagos que se le atribuyen y debiendo la acusación particular, en su escrito de conclusiones provisionales, adelantar ya esta posibilidad reclamando las pensiones que se devengarán, hasta el momento de dictar, Sentencia.

Tal conclusión, beneficia además al acusado, ya que de otra manera podrá iniciarse un nuevo proceso contra el mismo, por el mismo delito de abandono de Familia en su modalidad de Impago de Pensiones como consecuencia de los impagos producidos, desde el Escrito de Acusación hasta la fecha del Juicio Oral.

Para que la extensión tanto fáctica como de la Responsabilidad Civil, pueda llevarse a efecto ha de ser solicitada, por el Ministerio Fiscal o las partes acusadoras, bien en el Escrito de Calificaciones Provisionales o bien en el momento de elevar, a Definitivas, sus Conclusiones, al objeto de poder defenderse, el acusado de forma contradictoria, frente a tal imputación. Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Seccion Primera, 435/15, de 29 de Octubre, Recurso 1113/15.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s